«Agua de agosto, ni buen vino ni buen magosto»

Gran festín de castañas asadas el que nos dimos el miércoles celebrando el Magosto.

Durante la semana pasada, los residentes estuvieron trabajando en los preparativos de la decoración para ambientar esta peculiar fiesta, una guirnalda de hojas de papel y unas castañas gigantes volaban sobre todo el comedor, así como el cartel anunciador de tan esperada fiesta.

No todo en esta vida es comer y disfrutar, así que por la mañana estuvimos trabajando cortando las castañas para que al asarlas no nos dieran ningún susto y saltasen por los aires al cocinarlas.

Numerosas castañeras venidas de todas partes de la provincia de Zamora,  fueron las encargadas de repartir tan suculento manjar entre todos los residentes,

Y así, entre bailes y castañas se nos pasó buena parte de la tarde.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies